Trastorno Obsesivo compulsivo

 

El TOC es un trastorno psiquiátrico crónico caracterizado por obsesiones, compulsiones y otros síntomas asociados, como la evitación. Para poder realizar el diagnóstico de TOC, se requiere que los síntomas obsesivo compulsivos se presenten por lo menos durante una hora al día y ocasionen gran sufrimiento, además de que deben afectar el funcionamiento de diversas áreas de la vida, como la escuela, el trabajo, o las relaciones interpersonales.

 

Vale la pena mencionar que las obsesiones pueden ser parte de la vida mental normal cuando se presentan ocasionalmente y se desechan automáticamente como ruido mental. 

Obsesiones. Definición y Tipos


Obsesiones.

Son ideas, imágenes e impulsos que se presentan de manera repetitiva, causan angustia y son considerados absurdos por las personas que los padecen, es decir, las personas saben que son ilógicos o irracionales, pero a pesar de saberlo les cuesta mucho trabajo poder desechar esos pensamientos.

 

Los temas de las obsesiones son diversos, los más frecuentes incluyen los siguientes: 


Obsesiones de contaminación:

Se caracterizan por miedo a contaminarse con objetos cotidianos, las personas piensan que al tocar algún objeto considerado sucio, éste, puede contaminar su piel o su ropa y que la contaminación pasa de un objeto “sucio a otro limpio”.   

                               

Obsesiones agresivas:

Se caracterizan por temor a que una persona cercana o uno mismo pueda sufrir un accidente o incluso él mismo pudiera causarlo.             

 

Obsesiones de orden y simetría: Quienes la sufren consideran que los objetos deben están ordenados de una manera precisa, bajo reglas especialmente diseñadas por ellos mismos, pueden ordenar de manera exagerada con base en color, tamaño o forma y con frecuencia se molestan si alguien más cambia su orden. Puede también presentarse como temor a pisar líneas o necesidad de realizar actividades de manera simétrica.                      

 

Obsesiones sexuales:

Antes de describir éste tipo de obsesiones, es necesario considerar que las fantasías sexuales, forman parte de la vida mental normal, son voluntarias y placenteras, a diferencia de las obsesiones que son involuntarias, van contra los códigos éticos de la persona y causan gran sufrimiento.

 

Obsesiones somáticas:

Se caracterizan por miedo sin fundamento a padecer alguna enfermedad, generalmente grave.

                                          

Obsesiones religiosas:

Consisten en pensamientos o imágenes en los que los personajes religiosos se encuentran en situaciones inadecuadas, algunas veces sexuales; pueden manifestarse también como temor a pensar o expresar sacrilegios o blasfemias.

 

Obsesiones de Atesoramiento:

Consisten en idea o el impulso de acumular objetos por que se considera que si no se hace de esa manera, algo desagradable o fatídico puede ocurrir.

Compulsiones. Definición y Tipos.

 Compulsiones 

Son conductas repetitivas y ritualizadas que se realizan voluntariamente con el fin de disminuir la ansiedad producida por las obsesiones o para evitar que se produzca los actos temidos por éstas.

 

Compulsiones de limpieza:

Se caracterizan por conductas de lavado excesivo y ritualizado, por ejemplo lavado de manos, de ropa, o durante la ducha.     

 

Compulsiones de revisión:

Consisten en la revisión repetitiva de actos realizados ante la duda de haberlos hecho adecuadamente o incluso ante la duda de haberlos ejecutado, por ejemplo, revisar que las puertas o las llaves de agua estén adecuadamente cerradas o que los interruptores eléctricos estén desconectados.  

 

Compulsiones de repetición:

Se caracterizan por la realización reiterada de conductas que se hacen hasta que desaparezca la obsesión.  

 

Compulsiones de orden:

Las personas con este tipo de compulsión las arreglan los objetos de forma exagerada con estrictas reglas de tamaño, color o tipo de objeto.                             

 

 

Compulsiones de Lavado
Compulsiones de Lavado

Curso Clínico del TOC


El TOC tiene un curso crónico, caracterizado por periodos de exacerbación y mejoría de síntomas.

Dada las características de los síntomas obsesivos, especialmente su cualidad de absurdo y los temas que afectan, las personas que padecen TOC suelen tardar mucho tiempo en hablar de los síntomas, y aún más en buscar tratamiento para ello, los estudios internacionales señalan un promedio de 7 años entre el inicio de los síntomas y la llegada a tratamiento psiquiátrico especializado, esto retrasa el tratamiento y complica el pronóstico.

Diagnóstico de TOC

Las obsesiones forma parte de la vida mental normal, la gran mayoría de las personas hemos llegado a tener pensamientos o impulsos que aparecen en nuestra mente sorprendiéndonos por su contenido y causando desconcierto o desagrado, sin embargo esas obsesiones son evaluados por nuestro cerebro como "pensamientos basura" y los desechamos casi tan rápido como aparecen. Las obsesiones son especialmente frecuentes en la infancia pero puede aparecer en cualquier periodo de la vida.

 

Para realizar el diagnóstico de TOC se pueden utilizar varios instrumentos, uno de los más utilizados es el Manual diagnóstico y estadístico de la Asociación Psiquiátrica Americana, DSM V, por sus siglas en Inglés, actualmente en su quinta edición.

 

De acuerdo a este manual, se requiere que los síntomas obsesivo compulsivos estén presentes por lo menos una hora al día, causen gran malestar o angustia y afecten por lo menos un área importante de nuestra vida, ya sea escuela, actividad laboral, relaciones interpersonales. 

 

El diagnóstico debe ser realizado por un psiquiatra, quien es el profesionista que evalúa, y trata a las personas con este diagnóstico, y de preferencia el tratamiento debe realizarse por un psiquiatra con experiencia en TOC.

 

 

¿ Que tan frecuente es el TOC ?


El TOC es un trastorno muy frecuente, se presenta de 2 al 3% de la población general, para calcular que tan frecuente es, imaginemos un vagón del metro con aproximadamente 100 personas, con esta frecuencia, se calcula que en este vagón viajarán de dos a tres personas que padecen TOC, desafortunadamente la gran mayoría de quienes lo padecen, no saben que las obsesiones y el sufrimiento generado son secundarias al TOC.

  

EL TOC se presenta con igual frecuencia entre hombres y mujeres en la edad adulta, pero en la infancia es ligeramente mayor en niños. Generalmente inicia alrededor de los 20 y 30 años, pero en una tercera parte de los casos de adultos, se encuentra que los primeros síntomas aparecieron en la infancia. En algunos casos el TOC inicia asociado a un embarazo o al periodo del postparto.

 

En muchos casos el TOC se presenta en conjunto con otros trastornos psiquiátricos, así como en otras áreas de la medicina, una persona puede padecer diabetes, además una enfermedad del corazón, y de obesidad, en el área de la psiquiatría, una persona puede padecer TOC además de depresión y de alguno de los trastornos del espectro, a este hecho, de padecer dos o más enfremedades, se le llama comorbilidad.

Causas del TOC

 Como muchas de las enfermedades y trastornos, el TOC tiene un origen multifactorial, que involucra aspectos neuroanatómicos, genéticos, neuroquímicos, neuropsicológicos y cognitivos.

 

a)    Alteraciones neuroanatómicas: A través de los estudios de imagen cerebral, como Tomografía computarizada y Resonancia magnética, se ha mostrado que existen alteraciones en algunas estructuras del cerebro, como la corteza orbitofrontal, los núcleos de la base y el tálamo, estructuras cuyas funciones están involucradas con los síntomas del TOC. También se han encontrado alteraciones en los circuitos cerebrales que conectan a estas estructuras.   

                             

b)    Desde el punto de vista neuroquímico, se sabe que hay alteraciones en algunos neurotransmisores como la serotonina y la dopamina,  mensajeros químicos cerebrales, que son los sitios donde actúan los medicamentos para tratar el TOC.   

                         

 

 c)   A nivel genético, se ha encontrado que tanto el TOC, como los trastornos del espectro   obsesivo, son más frecuentes en los familiares de primer grado de pacientes diagnosticados con TOC. Desde esta misma perspectiva, se han encontrado alteraciones en los genes que regulan el funcionamiento de los neurotransmisores arriba señalados, sin embargo, existen otros fenómenos ambientales que regulan la expresión de genes vulnerables, a este fenómeno se le llama epigenética.

                                   

d)    Las alteraciones neuropsicológicas muestran que existen algunas funciones alteradas en pacientes con TOC, que explican algunos síntomas como la perseverancia cognitiva, que es la dificultad para cambiar de tarea en la prueba neuropsicológica y para cambiar el pensamiento obsesivo por un pensamiento neutro.

 

e)    Por otro lado, el modelo cognitivo conductual plantea que algunos síntomas como la perseverancia de las compulsiones, está relacionada con formas disfuncionales de interpretar diversas situaciones, con errores de pensamiento.

Tratamiento


Estudios clínicos en todo el mundo han demostrado la eficacia de los medicamentos que actúan restableciendo las alteraciones de los neurotransmisores. Los medicamentos utilizados para tratar el TOC actúan restaurando el funcionamiento de la serotonina en las áreas cerebrales afectadas, son llamados Inhibidores selectivos de la recaptura de serotonina (ISRS), éstos fármacos son eficaces y seguros, incluyen a la  fluoxetina,  la fluvoxamina, la paroxetina, la sertralina, el citalopram y el escitalopram. También se utiliza otro medicamento que es de una familia similar llamado clomipramina.

 

Es importante señalar que estos fármacos deben tomarse en dosis y por  tiempos adecuados para esperar su efecto clínico; es frecuente que algunas veces se prescriban de manera inadecuada o que no se les de el tiempo necesario para que puedan actuar, considerándose erróneamente que los pacientes no responden a tratamiento.

 

Los estudios internacionales también señalan que se obtiene mejor respuesta terapéutica cuando se combina el tratamiento farmacológico con la terapia cognitivo conductual. Esta terapia está basada en varios elementos y técnicas, como la psicoeducación sobre el TOC, la restructuración cognoscitiva, la exposición.